logotipo u-c

UMMO-Ciencias

Sitio dedicado al estudio racional del asunto UMMO

D101 Regulación del flujo de información en función de su impacto social.

UMMOAELEWE

ERIDANI

Nº de Copias 1

MADRID

 

 

Suplicamos sea conservada esta copia por su hermano Rafael Farriols Calvo.

 

 

Señor:

 

Queremos transmitir a usted y sus hermanos nuestro res­petuoso saludo. Usted y sus hermanos de España no han recibido noticias nuestras en mucho tiempo y ello no querríamos que atribuyese a actitud despectiva u olvido o falta de tiempo por nuestra parte para dedicarles nuestra atención, queremos simplemente dosificar como ya les advertimos en ocasiones precedentes nuestra información, pues es nuestro de­seo, reiterado también en otras cartas, pasar lo más desapercibido posible. Nosotros vamos regulando nuestra información en función del impacto que éstas puedan causar en la red social. Ahora hemos sido olvidados en España después de una fase en la que los rumores más perniciosos -para ustedes- circularon en los medios aficionados al estudio de los OVNI como ustedes lo llaman, por ello no vemos inconveniente en reanudar el contacto siempre que sea a través de una entidad reconocida oficialmente por el Estado Español. Más si los informes siguen difundiéndose en medios extraños provocando reacciones de escándalo nos sentiremos obligados, en bien de ustedes, (a nosotros tal reacción no nos perjudica) a cesarlos. Por ello podrá causarles estupor nuestras súbitas reacciones de silencio pues detectamos perfectamente tales reacciones en sus hermanos. Reanudamos alguno de los informes incompletos pero les indicamos que seguiremos enviándoles éstos de un modo sistemático y heterogéneo: deseamos felicitarles a usted, señor, por su labor de análisis de los documentos, que ya son históricos en nuestras relaciones con el país ibérico; corresponden esas páginas a informes de carácter muy elemental remitido a un grupo no especializado con un fin didáctico y primitivista pero imprescindible en aquella etapa experimental que fue muy valioso para nosotros. Ahora deseo que haga llegar mis singulares mensajes a estos humanos.

 

IGNACIO DARNAUDE ROJAS: Han llegado a nosotros noticias de su investigación en torno a la estancia de mis hermanos en Albacete (España), años pasados. Le felicitamos respetuosamente por su metódico análisis, crea usted o no en nuestra existencia y queremos enviarte nues­tro respetuoso saludo; desearíamos fervientemente que no interpretase mal los sucesos desgraciados relacionados con aquella gentil señora que hospedó a mis hermanos, si elegimos aquella mansión fue sencillamente por la aureola de misterio que circulaba a doña Margarita; sirvió a mis hermanos para camuflaje de sus actividades y estudio, los rumores so­bre sus perturbaciones mentales, desgraciadamente reales, quitaban fuerza a cualquier posible investigación oficial que sobre nosotros se hubiera realizado en otras circunstancias puesto que la filtración de noticias extrañas respecto a nuestra presencia quedaban amortiguadas por el escepticismo de las dignísimas autoridades españolas; puedo asegurarle a usted, señor Darnaude, que mis hermanos no hicieron aquellos días nada que violase la legislación española pues solemos ser respetuosos, salvo en caso de propia defensa, con las estructuras sociales que nos acogen.

 

REVERENDO LÓPEZ GUERRERO

 

Señor:

 

Deseamos saludarle con cordialidad y fraternidad si esto último fuera posible por identidad de caracteres genéticos.

 

Le escribiremos personalmente si nos es viable; sabemos la gran simpatía que siente usted por nosotros, señor, ello nos conforta y tendemos hacia usted nuestro brazo en su pecho. ¿Nos permitiría usted empero que le exhortemos? Querríamos que muchos de los malos entendidos sobre nosotros fueran aclarados, desearíamos prudencias en las interpretaciones, por ello clarificaremos en nuestras cartas algunos conceptos que naturalmente usted no ha podido, pese a su esfuerzo, asimilar.

 

Señor DOMÍNGUEZ MONTES: Un saludo, honorable amigo, escuchamos atentos sus especulaciones ofrecidas en el simposium dirigido por el señor Farriols. Nosotros le rogamos que no interprete como halago servil o cortés, nuestra consideración respetuosa a sus análisis. Si exceptuamos algunos médicos de Australia y unos hermanos suyos de Israel y algunos investigadores franceses que han ido más lejos que us­ted en su estudio, le aseguramos que nadie ha puesto tanto interés en hacer una crítica seria y metódica de nuestros informes. Sólo le rogamos que sea prudente en exteriorizar sus futuras investigaciones. Preferiríamos que nadie avalara la verosimilitud de nuestra existencia. Gracias señor anticipadamente.

 

DIONISIO GARRIDO BUENDÍA: Señor, la próxima carta se­rá remitida a un organismo autorizado; es preciso que sea inscrito oficialmente como socio del mismo; ya no existen razones que aconsejen su inhi­bición, nos es imposible comunicarnos con sociedades o personas físicas no autorizados. Dirija nuestros saludos a sus buenos amigos escépticos o no que están interesados con respecto a nosotros.

 

Gil Ramos, Ángel del Campo, Alicia Araujo, Labro Begule, señor Mejorada, señor Villagrasa Novoa, señor Martínez Andrés, señor Jordán, señor Villalba, señor Ibáñez Beleña, señor Imbert, señor Ribera Jordá, señor Fernando Calderón, señor Mingorance, señor Jose Antonio Cezón, señor José Mª Vergara, Don Antonio Varetino, señor Ortiz Sánchez. señor Ramírez Gómez, señor Federico Gimbernaut, señor Varetino García, señor Borrás Gabarró, señor Aguirre Ceberio, señor Plaza Beguernices, señor Barrenechea, señor Gutierrez de Soto, señor Quintana, señorita Nuria Vera, señorita Gloria Martínez.

 

No deseamos que se hagan copias, les quedaríamos cordial­mente agradecidos. Remitirla a su destinatario.

 

logotipo u-c
Fotos SJV
Cartas
AnteriorArribaSiguiente